viernes, 8 de octubre de 2010

Encuentro




Aspira y blasfema,
inhala y perjura
tú negra y blanca llanura
se alborota y contonea
el pecho te gorgotea
trino de alondras sin tierra.
La llanura que ahora es sierra
presa de manos se abre,
los gemidos de la tarde
se despiertan en tus cuerdas.
Rodando va por las sierras
la voz de dedos sin nombre.
Tú cantar de avispa y cobre
se sacude inusitado,
la tormenta que ha golpeado
en tus  vastas latitudes
se desata en mil aludes
que castigan tus caderas.
Hay dos frentes dos pasiones
dos colosos dos sabores,
hay  ahora una blanda,
lentitud del agua nueva,
de la vertiente alameda
donde la luz se perdona
brota simiente ladrona
de ensueños de red de espanto
de lágrima sonrisa y canto
de la mágica poesía.
Tú morada se hace mía
tú delirio en terso manto
me envuelve en el dulce llanto
de tú voz acongojada
y en el último suspiro
que precede a tú suicidio
se me hace el alma de lirio
y a tú suerte yo me fundo
para morir ya me hundo
piano piano piano piano.

1 comentario:

-Pato- dijo...

Una genia la mujer del piano y se han encontrado tus versos a la perfección con ella, se han hundido, se han hecho lirio, se han fundido.

Un gran encuentro.

Besos.